dilluns, 5 de setembre de 2011

Crònica Triatló de la Molina 2011

De nuevo el Piri C (C de Calma que ya venimos) repitió en tierras de la Cerdanya. Aprovechando alojamiento by the face, Bosco alias ‘Apa vinga som-hi’ y un servidor Xavi alias ‘Tranqui que vaig al meu ritmillo’ se pauntaron a este triatlón sprint de montaña pensándose que sería suave, y de suave nada como ya veréis.

El fin de semana nos lo planteamos completito: subir el viernes, hacer noche al 15 minutos del circuito, hacer el tri el sábado, volver tranquilamente a la tarde, y el domingo para Sitges a hacer una travesía. Del domingo nada de nada: uno por estar hecho polvo y no querer ni levantarse y otro porque el mar estaba perfecto para windsurf pero no para nadar que digamos, nadie de los dos hizo la travesía. ‘Rilats’ dirán algunos, es cierto, y qué!

Y llegó el sábado, tranquilamente subimos a las pistas de la Molina sin saber dónde quedaba el circuito exactamente, y como preguntando se llega a Roma, preguntamos y llegamos.

Con una hora por delante, tranquilamente lo preparamos todos, preparamos boxes y nos enfundamos el neopreno, que aunque estando en agosto el agua estaba fría de narices.

Puntualmente nos llaman a meternos en el agua para la salida y ….. PAM!! Salida a lo loco.

Salgo con unas buenas brazadas y me veo metido en medio del grupo, voy bien, pero mis gafas empiezan a darme por el saco: me entra agua. Paro un momento y como puedo para intentar mejorar la cosa, unos metros más y vuelvo a ponérmelas bien. Las tenía un poco flojas y aunque me molesta eso de entrar un poco de agua voy tirando hasta la primera boya. Aquí veo que ya voy mal porque el grupo está estirado y estoy en la cola. Y eso que supuestamente este año había mejorado en la natación. Sigo a lo mío y completo los 750 metros en unos 13 minutos. Bosco como es natural ya está en boxes y casi listo para salir. Me enfundo el mallot de Piri (hoy vamos de montaña ) y a pedalear.

Sólo salir de boxes, un repechón de esos que me hacen daño (a mí, porque hay bestias que se lo suben a plato y sin levantarse), luego un ziga-zaga por senderillo en medio el bosque, llegamos a la parte baja de las pistas y subimos. Menuda subida, así estuvo mi pulso en los 16km que marca mi fore: subido de pulsaciones, que no bajé en ningún momento de 160ppm, al lenguaje cuotidiano: hechando el higadillo todo el rato. Después de un tramo de bajada otra vez por senderillo ‘técnico’ subimos un poco y ale a pasar por el lado de boxes en la que sería una vuelta. Sólo hicieron falta dos vueltas más hasta completar tres interminables subidas a pistas. ¡Cómo se las gastan estos de pueblo! Tras una hora larguísima, y un poquito más, dándole a los pedales llego a boxes donde dejo la bici para empezar a correr.

Más que correr, debería decir: arrastrarme como un gusano. Sólo empezar un repechito que me pone las pulsaciones a mil, bajadita en la que no descansas por medio el bosque y subida constante hasta llegar al lado de boxes, así otra vuelta más. No cabe decir que más que correr, caminé, pues eso de correr este año no es lo mío. Y lo de nadar tampoco, ni la bici visto lo visto, pero le pongo ilusión que es lo que cuenta . Tras negociar con el coche escoba y que me dejase pasar, llego a meta en una espectacular posición 83 de la general, esto es abandonando el bottom 10 de la clasificación.

Ya más tranquilos y con tres acuarius en el buche, nos hacemos la foto de grupo.

Y aunque hemos sufrido y sudado de lo lindo, el año que viene pensamos repetir que para eso somos un poco masoquillas.

Más fotos del triatlón en mi álbum de Picasa: https://picasaweb.google.com/107248398930030528360/20110806TriatloDeMuntanyaDeLaMolina

5 comentaris:

XGT ha dit...

Que xulo..... a vuere si el proper any el puc fer.

Bosco ha dit...

És una cursa molt wapa! L'any que ve a veure si anem uns quants...Xavi, algun dia m'enxamparàs....

olgamonras ha dit...

Sou una parella de cracks je,je Que os quiten lo bailado! enhorabona als dos!

Xavi Puig ha dit...

Be parella be, molt be, felicitats¡¡¡¡
Xavi Puig

Sol ha dit...

Muchas Felicidades, disfrutando. Qué chulas las crónicas!!!